Home
Home

Autor: Farm. Verónica Martinez
- Farm. Sabine Klein

Otras paginas:
   Anterior
   Siguiente
   /farmacotecnia/index.php

En esta página
   Clasificación
   Características
   Color

Mas información
   Introducción
   El vidrio
   Composición
   Materiales plásticos
    - Generalidades
    - Mas usados
    - Características
    - Interracciones
   Metales
   Bibliografía


Asociación Cordobesa de Farmacéuticos Homeopáticos
Entidad sin fines de lucro - Non-profit organization


Envases

Top Clasificación

La clasificación más satisfactoria es la adoptada por la USP (Farmacopea de los Estados Unidos) que los agrupa en 4 tipos según sus características. Ha sido también adoptada por la Farmacopea Homeopática de brasil.

Vidrio tipo I: Vidrio de Borosilicatos
Representa el tipo ideal para el envase de las soluciones y polvos inyectables. Se caracteriza por su baja cesión alcalina, mínima cesión total, despreciable cesión ácida y por un bajo coeficiente de dilatación térmica lineal y por ello una notable resistencia a los saltos térmicos.

Vidrio tipo II: Vidrio de composición sódico-cálcico que ha sufrido un proceso de neutralización superficial con anhídrico sulfuroso (SO2).
Se obtiene sometiéndolo a la acción de una atmósfera de SO2 y O2 a temperatura elevada. En estas condiciones el SO2 se oxida, pasando a SO3, y reacciona con los iones alcalinas superficiales para dar SO4Na2. Esta queda como una capa fina de polvo blanco que se retira por un simple lavado antes de usar el recipiente. Por el empobrecimiento en sodio se produce un cambio de la estructura microcristalina, tomando un aspecto bastante similar al de la sílice vitrosa.
Tiene una buena resistencia hidrolítica, con la condición de o usarlo con soluciones con un pH superior a 7 u 8.
Se destina a contener polvos liofilizados, soluciones oleosos o soluciones acuosas con un pH menor a 7.

Vidrio tipo III.: Vidrio de composición sódico-cálcico, sin tratamiento superficial.
Tiene menor resistencia hidrolítica, pero tiene buena resistencia mecánica.
Se usa este vidrio para fabricar los envases que contienen los antibioticos en polvo, como asi también para soluciones oleosas.

Vidrio tipo IV: Este vidrio también llamado NP (no parenteral) pertenece a la categoria de vidrios sódico-cálcicos de uso general.
Pueden destinarse a preparados por vía bucal, suspensiones, pomadas, comprimidos, etc.

Top Características tecnológicas y ensayos de control

Diseño del envase:
Son preferibles siempre los envases de formas redondeadas, sin ángulos pronunciados ni formas difíciles.
A medida que pasa de la forma redondeada a formas irregulares, aumenta hasta un 45% la cantidad de vidrio a emplear, con la consecuencia de mayor peso y mayor costo.

Resistencia mecánica
El vidrio tiene propiedades mecánicas que se asemejan a los sólidos cristalinos. No es por lo tanto dúctil, ni maneable.
No sufre deformación permanente por acción de un esfuerzo, sino que alcanzado el límite de resistencia se produce su fractura.
La rotura se produce siempre por un esfuerzo de tracción no por compresión.

Resistencia a la presión interna:
Es una determinación que nos permite medir de cierta manera la resistencia mecánica de los envases.
En este ensayo se manifiesta la influencia de todas aquellos defectos peligrosos que pudieran tener los envases, tales como repartición deficiente del vidrio, calcinaciones, cachaduras, golpes, etc.
Se realiza aplicando una presión creciente gradual a un envase lleno de agua. Se evalua si los envases soportan una cierta presión fijada como valor mínimo y cual es el porcentaje de rotura a presiones progresivamente mayores.
Los valores de comparación dependen del uso destinado al envase.

Resistencia térmica:
Dada la importancia de esta propiedad, su determinación ha constituido uno de los métodos de control más utilizados por los fabricantes de vidrio.
El procedimento consiste, en líneas generales, en calentar los envases sumergidos en un baño a temperatura especificada y transferirlos luego a un baño frío.
De acuerdo con los resultados obtenidos, puedo inferir la calidad del envase, en cuanto a su posibilidad de soportar variaciones térmicas.
Respecto a esta resistencia, debemos señalar que la rotura no se produce por el cambio brusco de temperatura en si, sino por el esfuerzo mecánico de tracción provocado por el salto térmico.

En la resistencia térmica influyen los siguientes parametros:

  • Coeficiente de dilatación
  • Homogeneidad del vidrio
  • Grado de recocido

Top Transpariencia y color

Uno de los factores que hacen a la selección del vidrio como material de envase es su transpariencia, es decir, la propiedad mediante la cual es posible ver a través del mismo y visualizar su contenido.

Hay una amplia gama de vidrios, desde los que son prácticamente transparente a todas las longitudes de ondas, hasta los que son totalmente negros, pasando por los vidrios de transpariencia selectiva, de colores variados.

El factor determinante del color del vidrio es la capacidad de absorber selectivamente, y en determinado grado, las distintas longitudes de onda del espectro luminoso. Esta capacidad de absorción está íntimamente ligada a su composición química y al proceso de fundición y elaboración.

No todo el espectro luminoso de la luz solar tiene el mismo poder actínico y asi podemos decir que el efecto más marcado se encuentra en las longitudes de onda más cercanas al ultravioleta, siendo la máxima precisamente en la zona ultravioleta. Es por ello que cuando se necesita protección luminosa en el envase de vidrio, debe evitarse la transmisión de ondas menores.

No todos los vidrios de color son protectores contra las radiaciones ultravioleta y el color visible no es un criterio suficiente para garantizar la protección deseada, ya que es muy posible tener dos vidrios de colores visibles similares pero con características de protección actínica en su totalidad diferentes. En este sentido el criterio, es eliminar la subjetividad mediante el uso de la determinación espectrofotométrica.

El más utilizado es el vidrio ámbar para el envase que requiere esta protección, pero es importante tener en cuenta que dicho color es dado por el óxido de hierro, que en pequeñisimas cantidades puede transferirse al contenido del envase.


Sabine Klein
(c) ACFaH 1998-